En este momento estás viendo El Covid-19 en El Salvador. Por: Luis Antonio Tobar
El Salvador decide ampliar su cuarentena por COVID-19. Fuente: Diario US. 04/06/2020

El Covid-19 en El Salvador. Por: Luis Antonio Tobar

(Texto escrito hasta 10/06/2020)

Introducción.

El virus aparecido en China a principios de diciembre del 2019, fue tomado como un problema particular de los chinos, cuyo impacto en dicho momento, no había llegado a los otros continentes. La existencia de estas pandemias, se ha presentado en distintos momentos de la humanidad, la cual no ha estado preparada para recibir los efectos causados.

Por ello, el objetivo del presente escrito es hacer un microanálisis de la situación del coronavirus en El Salvador, desde su primer caso registrado, las principales estadísticas, las medidas adoptadas por el gobierno, lo cotidiano del fenómeno y los desafíos del mismo en el futuro. Se han hecho diversos estudios sobre el fenómeno mencionado y el impacto en los sistemas de salud y la economía de los países mayormente afectados.

Para el caso en mención, la pandemia trajo un caos al orden reinante en la sociedad salvadoreña. Las consecuencias son gravísimas en distintas esferas de la vida social y puso en vulnerabilidad a la población. Por lo tanto, en las próximas páginas se mostrará una radiografía de lo que está ocurriendo, a casi ochenta días de estar en una cuarentena domiciliar y con un sistema de salud vulnerable.     

El COVID-19 en El Salvador, primer caso.

La pandemia del coronavirus, originado en la ciudad de Wuhan, China se expandió desde finales de enero del 2020 hacia todos los continentes del mundo. Para el caso de El Salvador, desde enero, el gobierno activo un estado de alerta preventivo para evitar la llegada del virus al país. En esa lógica, el primer caso al país fue reportado el 18 de marzo del presente año, el periódico Contrapunto y Guzmán, Rauda y Alvarado (2020), mencionaban la confirmación de dicho caso, al ser anunciado por el presidente Nayib Bukele.

El contagiado fue una persona masculina, originaria de Metapán, Santa Ana, quien entro al país por un punto ciego. Así pues, se activaron todas las medidas posibles para detectar los nexos epidemiológicos y se impuso un cerco sanitario en la ciudad antes mencionada por 48 horas. De igual manera, el Gobierno de El Salvador emitió un comunicado el día 19 de marzo, donde confirmaba el primer caso de covid-19. Además, se establecieron algunas medidas de prevención, para evitar el aparecimiento de más casos siguiendo los protocolos establecidos por la OMS y OPS.

Causas y efectos: estadísticas sobre la pandemia.

Las estadísticas sobre los casos de covid-19 fueron, fueron mostrados en el sitio, Situación Nacional COVID-19, por el gobierno de El Salvador. A partir del primer caso, descubierto el 18 de marzo del presente año, las cifras se han ido actualizando. Hasta el 7 de junio de 2020, los principales datos en el país, reflejaron lo siguiente:

Casos confirmados: 3,104

Casos activos: 1,669

Casos fallecidos: 56

Casos recuperados: 1,379

Del total de los casos confirmados, 2941 son locales, es decir, fueron transmitidos por contagios comunitarios y 163 son casos importados. Otros datos importantes, son los casos sospechosos que llegan a los 1,233 y las pruebas de covid-19 realizadas hasta el 7 de junio son 108,924. Los grupos etarios donde más se ha descubierto contagios, son los que están entre las edades de 20 a 59 años. Además, los departamentos más afectados por la pandemia son:

San Salvador: 1,584

La Libertad: 272

Santa Ana: 196

Ahuachapán: 170

Sonsonate: 137

Los datos actualizados, por la Organización Mundial de la Salud (OMS) (2020), reflejan las estadísticas registradas por el gobierno de El Salvador. Las semanas de mayor contagio, serán la última de mayo y la primera de junio. Para atender la emergencia, se han reconstruido buena parte de los hospitales públicos y del seguro social, así como la disposición de unidades de cuidados intensivos y el gobierno de los Estados Unidos, hizo una donación de 250 ventiladores.  

Medidas de prevención (políticas sanitarias, económicas y sociales).

Las medidas tomadas por el Gobierno de El Salvador, iniciaron antes de detectarse el primer caso en el país, entre esas medidas están:

  1. Sanitación del aeropuerto desde enero y colocación de cámaras termográficas para toma de temperaturas.
  2. Restricción para la entrada de extranjeros en el aeropuerto y aduanas del país.
  3. Cuarentena de 30 días para los salvadoreños, diplomáticos que ingresen al país, esto de carácter obligatorio.
  4. Suspensión de las clases en todos los niveles, hasta que la situación mejore.
  5. Suspensión de espectáculos públicos y eventos deportivos.
  6. Envió a casa de las personas mayores de 60 años, mujeres embarazadas y personas con enfermedades crónicas.
  7. Suspensión de las actividades del sector público que no sean necesarias para el funcionamiento del país.
  8. Fijación de precios de la canasta básica, para evitar abusos y acaparamientos.
  9. Uso de mascarillas para los motoristas y colocación de alcohol gel en las unidades del transporte público.
  10. Suspensión del pago de agua, luz, teléfono, cable, internet, renta y prestamos por tres meses.
  11. Entrega de un bono de 300 dólares a 1.5 millones de familias vulnerables.
  12. Préstamo de 2000 millones de dólares para atender la emergencia.
  13. Entrega de 3.4 millones de canastas alimenticias a la población que no ha trabajado los últimos tres meses.

Estas medidas, se reforzaron mediante decretos y leyes para combatir el covid-19 por parte del gobierno y la Asamblea Legislativa. Se publicó el comunicado oficial “El Salvador ante la pandemia del covid19”, y “las disposiciones del gobierno para contener la pandemia del covid-19”.  La Fundación Guillermo Manuel Ungo (FUNDAUNGO) (2020), enumera algunos de los decretos presidenciales para combatir la pandemia, entre estos: el Decreto No. 4, 12, 14, 19, 21, 23 y 24 junto con el Ministerio de Salud, para mantener una cuarentena obligatoria.

Se construyó el plan de reactivación económica, para lo cual, se le otorgo un préstamo de 1000 millones de dólares. Con ello, se pretende atender al sector informal, micro y pequeñas empresas, entrega de canastas alimenticias y pago a proveedores del Estado.

Expresiones cotidianas y vivenciales durante la pandemia.

Las experiencias cotidianas provocadas por el Covid-19, ha generado un replanteamiento a ciertos procesos vinculados a una situación existencialista en cierto sentido. Las medidas de distanciamiento, han generado la vuelta a cuestionamiento dentro de lo cotidiano, que al parecer había desaparecido de la sociedad contemporánea, entre ellos los apocalípticos. Para identificar este aspecto, haremos una comparación de los análisis de expertos sobre la situación a nivel general y la particularidad de El Salvador.

Desde las experiencias vivenciales, se pueden extraer tres opiniones desde la cotidianidad (doxa), en opinión de López (2020), la primera; fue la que consideraba la transmisión del virus de animales a humanos derivado de la lógica de comer animales exóticos; la segunda, afirma que el virus fue se originó por un accidente biotecnológico y la tercera, una teoría de la conspiración emitida desde china para reducir la población mundial. Estas ideas, fueron reproducidas desde la población, en los primeros días del aparecimiento de la pandemia. No falto, por supuesto, la visión apocalíptica del final de los tiempos, como expresión de una señal divina.

Otra de las experiencias, causadas en la mayoría de los salvadoreños fue un temor a la vejez y a la muerte, motivada por las noticias llegadas de Italia y España, consecuencia del número de decesos en dichos países. Esta postura, es expuesta por Olvera y Sabido (2007), para explicar dicha precariedad, fragilidad y temor a las enfermedades de las personas de la tercera edad. Además, el deterioro a la salud mental han sido algunos de los problemas manifestados por los salvadoreños.

Hernández (2020) al entrevistar a la psicóloga y Vicedecana de la Facultad Multidisciplinaria de Occidente Rina Bolaños, afirma categóricamente que los salvadoreños carecemos de una salud mental, por ende, enumera una serie de estados emocionales durante la llegada del virus, entre ellos: tristeza, incertidumbre, preocupación, cuadros de depresión y ansiedad. Dichos estados se han vuelto críticos producto del encierro causado por la expansión del virus.

Todo lo anterior, es un claro reflejo de las consecuencias mostradas en la sociedad salvadoreña, lo cual muestra una debilidad en la salud mental de los salvadoreños, acumulado durante muchos años. Las concatenaciones de estos elementos han revivido algunos de los problemas del país, en lo que se refiere a la pobreza, salud, seguridad alimentaria y educación. Las expresiones de la cotidianidad, han sido reflejo de los mismos, nadie puede negar que se han vuelto verdaderos retos en tiempos de pandemia. La expresión de Elías (2009) sintetiza los temores cotidianos de morir en soledad al decir “(…) jamás anteriormente ha muerto la gente de una manera tan poco ruidosa y tan higiénica como hoy en día en este tipo de sociedades y jamás lo ha hecho en unas condiciones que hayan fomentado tanto la soledad”. (p. 132).              

Principales desafíos del país

La pandemia del covid-19 planteará al país nuevos retos, los cuales se deben asumir de manera responsable, sobre todo, en materia económica y social. Por ende, se puede resumir una serie de desafíos que le esperan a las autoridades de gobierno, los cuales deben abordarse de manera integral con otros ejes. Para enumerar algunos de los mismos, se hará tomando en cuenta, los efectos de la pandemia en la región, reflejados en el informe de la Comisión Económica para América Latina (CEPAL) (2020).

En materia económica:

  • Reactivación de la economía salvadoreño con créditos para las micro, pequeñas empresas y el sector informal.
  • Establecer créditos a bajo interés para los sectores más afectados de la economía salvadoreña.
  • Mejorar la planificación, los problemas de liquidez y el crecimiento de algunos sectores estratégicos.
  • Combatir los déficits de los impuestos, debido al no pago de algunas de las grandes empresas y periódicos.
  • Mejorar el comercio internacional.

En materia social:

  • Hacer una reforma profunda en el sistema de salud, mejorando la capacidad de atención y la infraestructura.
  • Hacer un censo población, que identifique la población vulnerable y una mejor asignación de los subsidios estatales.
  • Fortalecer los programas sociales enfocados a la población en extrema pobreza, cuyo objetivo sea mejorar su nivel de vida.
  • Realizar una reforma educativa profunda, cuyo acceso se pueda garantizar para la mayoría y dotar a los maestros de las herramientas tecnológicas necesarias.
  • Mantener el nivel de empleos y generar más, mediante el fomento del crecimiento de diversos sectores de la economía, como el turismo, micro y pequeñas empresas, inversión extranjera, entre otros.
  • Establecer un plan de salud mental, para atender a todos los sectores afectados por la pandemia.

Para el analista Gutiérrez (2020), las principales apuestas del gobierno deben ser: la reforma educativa, reforma al sistema de salud y la reforma agraria. Lo anterior, debe garantizar un acceso equitativo a las comunidades excluidas durante muchos años. La Fundación Salvadoreña para el Desarrollo Económico y Social (FUSADES) plantea que las medidas de protección de la salud se deben combinar con la reactivación de las actividades económicas, priorizando en las ultimas, ello muestra la poca importancia para entidades ligadas al poder económico, de la salud de los salvadoreños.   

Referencias bibliográficas.

Cotrapunto (2020. 18 de marzo). Confirmado primer caso de coronavirus en El Salvador. Contrapunto. https://www.contrapunto.com.sv/.

Comisión Económica para América Latina (CEPAL) (2020). América Latina y el Caribe ante la pandemia del COVID-19 Efectos económicos y sociales. https://www.cepal.org/es/publicaciones/45337-america-latina-caribe-la-pandemia-covid-19-efectos-economicos-sociales

Elías, N. (2009). La soledad de los moribundos. México D.F.: Fondo de Cultura Económica.

Fundación Salvadoreña para el Desarrollo Económico y Social (FUSADES) (2020). El país necesita una hoja de ruta para salvar vidas y recuperar el empleo de los salvadoreños. http://fusades.org/node/7955

Fundación Guillermo Manuel Ungo (FUNDAUNGO) (2020). Evolución de casos de COVID-19 en El Salvador. Del 14 de marzo al 10 de mayo de 2020. Boletín estadístico. https://fundaungo.org.sv/pro. 

Fundación Guillermo Manuel Ungo (FUNDAUNGO) (2020). Medidas implementadas en El Salvador ante la crisis por la COVID-19. https://fundaungo.org.sv/pu

Gobierno de El Salvador (2020). Situación nacional COVID-19. https://covid19,gob.sv/

Guzmán, V., Rauda, N., y Alvarado, J. (2020, 19 de marzo). El Salvador anuncia su primer caso de coronavirus y lanza medidas económicas anticrisis. elfaro. https://elfaro.net/es/202003/  

Hernández, W. (2020, 17 de mayo). Los salvadoreños no tenemos salud mental. La Prensa Gráfica. Https://7s,laprensagrafica/los-salvadoreños-no-tenemos-salud-mental/. 

InformaTVX (2020, mayo 12). El gobierno de Nayib debe emprender cambios estructurales profundos. (archivo de video). https://m.youtube.com/watch?fea.

López, D. (2020). La medicina como dóxa y el COVID-19. Boletín especial Universidad Dr. José Matías Delgado, pp. 11-15. 

Olvera, M., y Sabido, O. (2007). Un marco de análisis sociológico de los miedos modernos: vejez, enfermedad y muerte. Revista sociológica, (64), pp. 119-149.

Organización Mundial de la Salud (OMS). Situación de COVID-19 en la región de las Américas. https://www.paho.org/es/temas/coronavirus/enfermedad-por-coronavirus-covid-19.

*Luis Antonio Tobar. Sociólogo, Facultad Multidisciplinaria de Occidente de la UES, Investigador del Consejo Latinoamericano de Ciencias Sociales, actualmente estudia su último año de la Maestría en Estudios de Cultura Centroamericana, Opción Literatura. 

Deja una respuesta